La dracena indivisa (Cordyline indivisa) es una hermosa planta de la familia de los ágaves, originaria de Nueva Zelanda, muy utilizada por su valor ornamental tanto en suelo como planta de interior.

Es una planta arborescente, de follaje perenne, muy vigorosa y de rápido desarrollo, con tronco erecto, que puede alcanzar una altura de 5 metros, si está plantada en tierra.

También se la puede usar como planta de interior, en un lugar con buena iluminación.

Florece luego de varios años en largazas mazorcas de color blanco crema. Tras la floración, el tronco se divide en varias ramas que forman una ancha copa.

En ocasiones se la encuentra con más de tronco. Esta forma es muy apreciada y se debe a técnicas de cultivo especiales.

Puede plantarse a pleno sol o semisombra, prefiere tierra suelta -ligeramente ácida-. Requiere riego moderado y es preferible que al regarla no se mojen las hojas. Otro de los atractivos de esta hermosa planta es que no requiere podas.

Para renovar plantas envejecidas o excesivamente desarrolladas, se puede cortar la parte extrema del tallo y usarla como estaca. Al plantarla, se atan las hojas alrededor del tallo. Tarda de dos a tres meses en arraigar. Durante ese tiempo hay que mantener la tierra ligeramente húmeda y la temperatura media, de 16 a 20º C. También admite el acodo aéreo.

También tenemos ejemplares más grandes. No deje de consultarnos.

Las plantas ofrecidas están en maceta de 10 o 15 litros (las fotos publicadas son reales) y se pueden retirar de lunes a sábados en el vivero, en Cañuelas, o los martes, de 11 a 19, en Constitución, muy cerca de la plaza.

Comprá tranquilo; somos Mercado Líder con el 100% de calificaciones positivas y vivero habilitado ante el Senasa, lo que garantiza la sanidad y calidad de las plantas ofrecidas.

Dracena indivisa - ideal interior o exterior

$4.500,00
Dracena indivisa - ideal interior o exterior $4.500,00

La dracena indivisa (Cordyline indivisa) es una hermosa planta de la familia de los ágaves, originaria de Nueva Zelanda, muy utilizada por su valor ornamental tanto en suelo como planta de interior.

Es una planta arborescente, de follaje perenne, muy vigorosa y de rápido desarrollo, con tronco erecto, que puede alcanzar una altura de 5 metros, si está plantada en tierra.

También se la puede usar como planta de interior, en un lugar con buena iluminación.

Florece luego de varios años en largazas mazorcas de color blanco crema. Tras la floración, el tronco se divide en varias ramas que forman una ancha copa.

En ocasiones se la encuentra con más de tronco. Esta forma es muy apreciada y se debe a técnicas de cultivo especiales.

Puede plantarse a pleno sol o semisombra, prefiere tierra suelta -ligeramente ácida-. Requiere riego moderado y es preferible que al regarla no se mojen las hojas. Otro de los atractivos de esta hermosa planta es que no requiere podas.

Para renovar plantas envejecidas o excesivamente desarrolladas, se puede cortar la parte extrema del tallo y usarla como estaca. Al plantarla, se atan las hojas alrededor del tallo. Tarda de dos a tres meses en arraigar. Durante ese tiempo hay que mantener la tierra ligeramente húmeda y la temperatura media, de 16 a 20º C. También admite el acodo aéreo.

También tenemos ejemplares más grandes. No deje de consultarnos.

Las plantas ofrecidas están en maceta de 10 o 15 litros (las fotos publicadas son reales) y se pueden retirar de lunes a sábados en el vivero, en Cañuelas, o los martes, de 11 a 19, en Constitución, muy cerca de la plaza.

Comprá tranquilo; somos Mercado Líder con el 100% de calificaciones positivas y vivero habilitado ante el Senasa, lo que garantiza la sanidad y calidad de las plantas ofrecidas.